PERA HATI - CESTO DE PALMA Y MACRAMÉ

Tejido a mano en México
$ 3,990
Materiales naturales
Proceso sustentable


Una combinación sutil y mágica de las piezas tejidas en palma junto con el macramé que da un toque de elegancia y frescura. Canasto Pera tejido cadena, con estructura metálica y tejido a mano con fibras naturales (chuspata) con un cinturón tejido en macramé de hilo de algodón teñido en rosa con pigmentos naturales (los tonos pueden variar de un lote a otro debido al proceso de teñido con pigmentos naturales).

Color:
COLOR Cantidad:

Medidas: 40cm diámetro base, 30cm diámetro cubierta x 40cm alto

Peso: 3kg

Color: Palma Natural, Algodón Durazno

Material: Estructura de metal, Tejido en Chuspata, Cinturón tejido en macramé de hilo de algodón

Técnica: Pieza tejida a mano con palma y macramé tejido a mano con hilo de algodón.

País de origen: México

Comunidad artesanal: Ihuatzio, Michoacán

Tiempo de Fabricación: 8 días

Nuestras piezas son únicas ya que llevan un proceso especial de diseño y concepción de las formas llevadas a cabo con un proceso artesanal muy delicado. El material del cuál están tejidos nuestros canastos es la chuspata, un junco que crece a las orillas del lago de Pátzcuaro, el cual es cosechado por los artesanos de Ihuatzio, una vez cosechada la chuspata es puesta al sol para ser secada, después se humedece durante un par de horas para que vuelva a obtener su flexibilidad y está lista para ser tejida por las mágicas manos de nuestros artesanos, quienes le imprimen sentimiento y crean con el corazón.

Envíos:

Enviamos a todos los destinos dentro de la República Mexicana.

Devoluciones:

Si por alguna razón no estás satisfecho con el producto que compraste, tienes hasta 14 días para cambiarlo o devolverlo, siempre y cuando no haya sido usado y esté en perfectas condiciones. Consulta nuestra política de envíos y devoluciones. Puedes comunicarte con nuestro equipo de atención al cliente por correo electrónico a: info@nativaliving.com.

Se recomienda evitar exposición prolongada al sol y evitar su exposición al agua, ya que esto puede dañar las fibras naturales y cambiar su aspecto. Limpiar con paño seco o semiseco.